11:33h. Domingo, 24 de Septiembre de 2017

TURISMO

Presentan en Fitur la ruta “La Muralla del Estrecho”

Las fortificaciones realizadas en los años 40 del pasado siglo para una eventual entrada de España en la II Guerra Mundial tienen un gran potencial turístico

Los alcaldes de ambos municipios, Juan Carlos Ruiz Boix y Juan Franco, dieron a conocer esta iniciativa junto a sus ediles de Turismo, Dolores Marchena y Nacho Macías. Se trata de aprovechar el tirón turístico de las fortificaciones militares construidas en su mayor parte por prisioneros republicanos que pueblan tanto San Roque como La Línea, especialmente Sierra Carbonera, aunque también en otras ubicaciones como Carteia, Sierra del Arca o Santa Bárbara.

En este caso, la ruta se ubica en Sierra Carbonera se desarrolla por los búnkeres y otros elementos defensivos, entre los que destacan un túnel de 500 metros de longitud que cuenta con un puesto de mando y que cruza las dos faldas de la sierra.

En las distintas intervenciones se destacó que se trata de una apuesta turística distinta a las habituales, dirigida a un público muy concreto y en crecimiento, que es aficionado a la historia, en especial la militar, aunque también al senderismo y a la cultura en general. Además, se apuntó que desde otros ayuntamientos de la Comarca se ha mostrado interés en esta iniciativa, ya que el sistema de fortines es una riqueza compartida por los distintos municipios campogibraltareños.

Los fortines del “Sistema de defensa contemporáneo del Campo de Gibraltar” (también conocidos como nidos, búnkeres, casamatas...) surgieron en la difícil posguerra española. Símbolo del enroque del naciente régimen del general Franco frente a la amenaza de las democracias occidentales en la Segunda Guerra Mundial, contaron con mano de obra de republicanos represaliados y dibujaron un paisaje muy característico en el litoral norte del Estrecho.

La zona fortificada comprendía el tramo de costa desde la ciudad de Conil de la Frontera hasta el Río Guadiaro si bien la zona de mayor densidad de construcciones era la Bahía de Algeciras y más concretamente el istmo de Gibraltar. En la zona de Sierra Carbonera se instalaron numerosos búnkeres defensivos, que eran apoyados por observatorios y torres de transmisión.

Estas construcciones se encuentran protegidas como Bien de Interés Cultural por la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español y para ello la Junta de Andalucía posee un detallado catálogo de estas construcciones que le permite mantener un seguimiento de todas aquellas acciones realizadas sobre ellas.